Promociono tu obra" /> Manual del foro" /> Buzón del Foro" /> Presentémonos" /> Eventos y Felicitaciones" /> Conozcámonos" /> Vamos a compartir" /> General" /> Autores" /> Columna literaria" /> Grupo de lectura" /> Taller de Lectura" /> Publica aquí tu Relato" /> Publica aqui tu Poesía" /> Taller de Poesía" /> Taller de Prosa" /> Otros juegos literarios" /> Nuestros certámenes" /> Otros certámenes" /> Pintura y Escultura" /> OFF-TOPIC" /> Café Gijón" /> Otros Juegos" /> Pasatiempos" /> Misterios sin resolver" /> Promociono tu obra" /> Foreros Ilustres" /> Editoriales y Agentes Literarios" /> FORO SOLOLITERATURA :: Novela El Portal de la Tierra
FORO SOLOLITERATURA FORO SOLOLITERATURA
PRIMER CERTAMEN ABIERTO DE POESIA DE SOLOLITERATURA, LEER LAS BASESPor la literatura y la cultura en general
 
 chatChat   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 
Bienvenido a mi foro
Novela El Portal de la Tierra

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema Portal » Foros de discusión -> Promociono tu obra
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
camaron1960




Registrado: 19 Dic 2009
Mensajes: 21

Reputación: 6.9Reputación: 6.9Reputación: 6.9Reputación: 6.9Reputación: 6.9Reputación: 6.9


MensajePublicado: Vie Ene 29, 2010 10:07 pm    Asunto: Novela El Portal de la Tierra Responder citando

RÓLOGO


Arkariam, la divinidad de Ashian, semidiós de la Luz, permanecía impasible caminando entre senderos de escaleras tan grises como las nubes. Un viento frío lo envolvió como si llevase en sus manos una fina tela de rocío. Con todo, la temperatura era bastante baja. Le recorrió una sensación extraña por el cuerpo mientras observaba la gran Luna del exterior. El único camino para salir del panteón era ése, ninguno e los dioses o semidioses se atrevían a atravesarlo. Pero a él, Lord Aslan, el inmortal señor de los dioses, le había dado el sagrado permiso de poder establecer conexión con el exterior.
Apoyando la mano derecha sobre su cabeza, observaba un colgante que sostenía entre sus dedos. Perduraban leyendas sobre la joya, su apariencia actual no era la que un día fue. Poseía un poder divino, según las leyendas, el panteón fue invadido por uno de los seres más peligrosos y poderosos que se conocen; para intentar salvarlo, el que fue el dios más poderoso se sacrificó a sí mismo utilizando el poder del colgante, dejando al mismo tiempo un legado. Fueron tiempos peligrosos, y esas criaturas llenas de maldad, dominada por el caos, consiguieron traspasar las barreras de los semidioses, y tras eso, la de los dioses. De las posteriores aventuras hay muy poco que decir. Esas criaturas fueron desterradas a la más profunda oscuridad, más allá de las insondables profundidades del Erebo. Condenadas a vagar eternamente en las oscuras tinieblas, sujetas por cadenas forjadas por el mismo Aslan.
Mientras tanto, Arkariam observó las estrellas del exterior, conocía muy bien el cielo y sabía que esa estrella no estaba allí antes. Era una señal de mal augurio; rápidamente pasó entre la barrera que separaba el exterior del panteón, cerró los ojos al notar el contacto con el interior.
La atmósfera que rodeaba el lugar era diferente, como si algo fuera de lo común hubiera penetrado en él, haciendo que se volviera más oscuro.
El semidiós se preguntó qué había ocurrido. Después de permanecer un momento bajo la capa púrpura que envolvía al panteón, entró al templo del Lord. No temía perderse al entrar solo, la entrada era un laberinto para que nadie, salvo él mismo, pudiera entrar en el interior, donde se encontraba el anillo maldito.
Tras dar algunos rodeos, empezó a sospechar que se había extraviado. El laberinto había cambiado desde la última vez; más enorme y peligroso. Sus senderos enmarañados dirigían de un seto a otro, cada cual más fascinante. Siguió buscando la salida, que supuso tendría que existir. Los caminos por donde pasaba eran iguales al anterior. Dirigió una sola mirada y se detuvo. Se encontró con unos ojos verdes muy intensos y profundos que centraban toda su atención en él. No pudo evitar estremecerse ante la mirada de Lord Aslan.
—¿Qué haces aquí? —preguntó con voz suave—. Sabes que puedes morir en este lugar.
El dios supremo sostuvo un solo momento a Arkariam y al cabo de esos segundos se encontraron en el interior del templo.
—Has venido a negociar eso —declaró Aslan; con un rápido movimiento, chasqueó los dedos y apareció un pergamino amarillento y antiguo.
Arkariam esbozó una sonrisa y asintió con la cabeza, mientras firmaba en el documento. Tras hacer eso, había asumido proteger al único heredero de Aslan, debía de llevarlo sano y salvo hasta el hogar donde lo habían adoptado. Pero, ¿cómo iba a poder desprenderse del niño y dejarlo allí en la Tierra? El semidiós comprendió el dolor que sentía a causa de separarse de él, lo quería como si fuera su propio hijo.
Se detuvo en la salida del panteón haciendo una corta pausa con el niño en los brazos, la barrera estaba brillando, unas débiles llamas blancas la rodearon. Al intentar traspasarla, se apartaron con ligereza, dejándoles paso hasta la Tierra. Su descenso fue demasiado rápido, cayeron bruscamente al suelo sin recibir daño alguno. Cuando llegaron ante la casa de acogida, el corazón del semidiós comenzó a afligirse. Con un suspiró pensó en llevárselo y no decirle nada a nadie, pero alzó la mirada hacia el frente y tocó el timbre de la casa. Un instante después, las puertas se abrieron y un ama de llaves apareció ante ellas.
El semidiós echó el último vistazo a su compañero dormido, desechó el momento de debilidad, y tendió el niño a Isabel Cooper, el ama de llaves.
—Adiós, Aidan —susurró Arkariam con expresión desconsolada, mientras contemplaba al bebé. Ficha del libro




El Portal de la Tierra es la historia de Aidan, un joven dios que fue mandado cuando tan sólo era un bebe a la Tierra. Allí deberá emprender el verdadero camino para descubrir su enigmatico pasado. Una aterradora maldición se apodera de él, pero gracias a sus nuevos amigos y a una voz misteriosa podrá hacer frente a todo lo que le espera. Para ello deberá aprender a hacer uso de su poder en la torre de magia del maestro Dagmar.




Título: El portal de la Tierra
Autor: Tania Lopez Parra
Editorial: Éride Ediciones
Fecha de publicación: 2009
Encuadernación: Rústica
Páginas: 168
ISBN: 978-84-92732-44-9
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Portal » Foros de discusión -> Promociono tu obra Todas las horas son GMT + 1 Hora
Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1


Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro



Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group

Crear un foro | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting ssd en Desafiohosting.com