Manual del foro" /> Buzón del Foro" /> Presentémonos" /> Eventos y Felicitaciones" /> Conozcámonos" /> Vamos a compartir" /> General" /> Autores" /> Columna literaria" /> Grupo de lectura" /> Taller de Lectura" /> Publica aquí tu Relato" /> Publica aqui tu Poesía" /> Taller de Poesía" /> Taller de Prosa" /> Otros juegos literarios" /> Nuestros certámenes" /> Otros certámenes" /> Pintura y Escultura" /> OFF-TOPIC" /> Café Gijón" /> Otros Juegos" /> Pasatiempos" /> Misterios sin resolver" /> Promociono tu obra" /> Foreros Ilustres" /> Editoriales y Agentes Literarios" /> FORO SOLOLITERATURA :: LA BAJADA DEL NEGRITO MUERTO
FORO SOLOLITERATURA FORO SOLOLITERATURA
PRIMER CERTAMEN ABIERTO DE POESIA DE SOLOLITERATURA, LEER LAS BASESPor la literatura y la cultura en general
 
 chatChat   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 




Bienvenido a mi foro
LA BAJADA DEL NEGRITO MUERTO

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema Portal » Foros de discusión -> Publica aquí tu Relato -> Drama
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Alejandra Correas Vázquez




Registrado: 14 Oct 2009
Mensajes: 81
Ubicación: Córdoba - Argentina
Reputación: 52.2


MensajePublicado: Jue Nov 19, 2009 4:22 pm    Asunto: LA BAJADA DEL NEGRITO MUERTO Responder citando

LA BAJADA DEL NEGRITO MUERTO
...............................................

1-- EL ESCENARIO

Bajando desde la Estación de Alta Córdoba en dirección al centro de la ciudad, había que cruzar hace ya mucho tiempo (hasta los años de la década de 1940) una extensa zona barrancosa que constituía en medio del declive proporcionado por el Río Suquía, un escenario sorprendente por su belleza escarpada y la vista panorámica de la ciudad ornamentada con el cordón serrano. Esta especie de “balcón” natural estaba aureolado por leyendas folklóricas, con su manto romántico y conflictivo de tragedias “orilleras”, adonde ningún miembro de esta ciudad universitaria atreveríase a pasar durante las horas sombrías de la noche ... era :

“La Bajada del Negrito Muerto”.

La sociedad cordobesa la aisló, y en la primera mitad del siglo XX tomábala como referencia de todo lo insólito e increíble, en cuanto a su conducta ciudadana. Para un citadino “tipo” la civilización como tal, no tenía lugar dentro de ella. Y la policía local tradicionalmente dura, hizo de cuenta que la Bajada no pertenecía al mapa de Córdoba.

2 --- EL NIÑO

El origen de su nombre tuvo distintas explicaciones y formó parte de la leyenda cordobesa, en la mitad primera del siglo. Para algunos, tratóse de una criatura perdida mientras jugaba en el escenario barrancal (cuyas alternativas de diversión eran infinitas) y quien no pudo hallar una vez caído el manto nocturno, su camino de regreso al hogar.

La helada de aquel invierno, sumada a la contingencia del río escarchado (cuando el Río Suquía era aún un aluvión poderoso) determinaron su deceso. Fue enterrado en el mismo lugar de su hallazgo —sin nombre— y la cruz colocada por manos piadosas sobre aquel montículo de greda, convertiríase con los años en un santuario colectivo, de estructura primitiva, que el avance ciudadano terminó por eliminar.

3 - EL MULATILLO

Otra versión relata el origen de este nombre como correspondiente al período innovador donde las familias argentinas debían adaptarse al decreto de “Libertad de Vientre” de 1813. Todo negro o negra, mulata o mulato, pardo o parda, que naciese a partir de esa fecha era legalmente libre. Uno de estos nuevos “ciudadanos libres” habría sido el Negrito de la Bajada de Alta Córdoba. El cual fue abandonado allí una tarde, entre las crestas del escenario de greda, a una edad que no superaba los siete años cuando su “ex-amo” consideró que su filantropía sin retribución, estaba concluida.

El mulatillo erró solitario y temeroso sin atreverse a llegar hasta ningún rancho pulguiento de aquel ambiente olvidado, como todo niño criado entre algodones. Incapaz de mendigar, sin alcanzar a adquirir conciencia de su nueva situación y repugnado ante el espectáculo insólito que lo envolvía en torno a la barranca (del cual él nunca hubiera concebido su existencia)... terminó por caer desfalleciente.

El agua del Río Suquía que pudo haberlo salvado para no morir de sed, corría turbia por las crecientes y roja debido a las filtraciones de la greda barrancal que se desmoronaba segundo a segundo. ¡En nada parecíase aquel líquido terroso a la transparente sustancia acuosa del aljibe de su mansión natal!

El negrito no se incorporaría nunca a su nueva condición de pordiosero, con futuro único de proletario. Con un devenir incierto de sacrificio y hambre. De jornales y desocupación. De chozas y rancheríos. De harapos y piojos. De pies descalzos... y la “libertad” impuesta era en su caso, una esclavitud de por vida. Una existencia sin comodidades. Sin lujo. Sin los juegos placenteros donde solía acompañar feliz, a los hijos de sus ex amo...

Y amaneció muerto.

Toda una mitología popular y folklórica se tejió en su derredor, volviéndose célebre la cruz erigida en el sitio donde fuera hallado su cuerpito extenuado. La Bajada del Negrito Muerto tomó de él su nombre, transformándolo en epicentro de largas tradiciones con acervo vernáculo.

¡Rousseau aplicado a garrote habría producido una víctima inmortal!... Las Orillas peligrosas de Córdoba nacieron de esa libertad, de ese derecho a la libertad. Y en cuanto a esta parte del argumento, toda la antigua población citadina lo manifestaba con certeza.

4 --- ABANDONO DE PERSONA

La “Libertad de Vientre” de 1813 fue una ordenanza muy acertada que debía preparar a los nuevos citadinos (ahora legalmente autónomos desde su nacimiento) para una nueva vida. No se produjo de este modo un desbande de mulatos hacia la calle, sin techo, sin comida, sin ropa (como sucedió en Brasil y el Sur norteamericano). Ya que sus amos al dejar de utilizarlos iban también a dejar de asistirlos, perdiendo con ello la comodidad brindada por el mentado “paternalismo argentino”, que solventaba antaño las necesidades de vestuario, casa y alimentos. Especialmente en gente como ellos ––los Angolas— que desde su llegada a territorio cordobés, doscientos años antes, no sabían ganarse el sustento en la calle.

No se les impuso una partida obligada sin la experiencia vital, ni la preparación adecuada. Cosa que sabemos sucedió después en Brasil y Norteamérica. Los argentinos actuaron con mucha misericordia con sus negros y mulatos. Se intentó con esta disposición tomar distancia de una situación a la otra. Fue una medida pensada, sopesada y estructurada, para no producir una real violación a los derechos humanos, o sea “el abandono de persona”.


Pero desde 1814 se presentó el problema de los negritos que aún mamaban. De los que debían aprender a caminar. De los que intentaban hablar por primera vez. De los que entraban recién en la primera infancia y además, de los preadolescentes incapacitados todavía para correr vida. Todos ellos debían continuar cuidados por sus madres y siguieron de este modo, acostumbrándose a la viejas familias, donde con el nombre de “entenados” quedaron allí por otras dos generaciones más.

Esta ley de Libertad de Vientre promulgada por los blancos, pero que no se basaba en un reclamo de los negros, en una nación ganadera cuya capacidad laboral estaba cubierta por los gauchos (a su vez celosos de su espacio propio) traía aparejada como peligro futuro, una situación trágica de : “Abandono de persona”.

5 --- LIBERTAD DE VIENTRE

Pero la aplicación de esta ley que en la práctica habíase retrasado, apareció de pronto con “mano de hierro” a la llegada de la democracia al final del siglo XIX, por orden oficial y con argumentos muy válidos …¡La historia era irreversible.!... Los nuevos hombres libres fueron “liberados” rápidamente por sus amos, de acuerdo a la ley que comenzó a aplicarse con todo su vigor, una vez que los inmigrantes europeos arribaron con el ferrocarril y el feudalismo local comenzó a extinguirse.

La firmeza impuesta por las autoridades determinó su liberación inmediata, en forma absoluta, con todas sus consecuencias. Y cuando apenas entraban en edad utilizable ––a los siete u ocho años–– antes de que empezaran a comer mucho, eran liberados drásticamente por su feudatarios. Su “liberación” consistiría simplemente en una expulsión domiciliaria. En una abandono de persona… lo que iba a convertir a los caminos y sitios orilleros de Córdoba, en recintos de vagabundos.

6 --- UNA TREGUA

Las “Actas Capitulares” de Córdoba hablan de la compra de doscientos negros al “Reino de Angola” en 1620, pagados con : “¡harina y biscocho!”. Eran tiempos duros. No había moneda circulante.

Pero Argentina es una nación sudamericana sin presencia de raza negra. Se desconoce hasta hoy por qué se extinguieron. Sólo conocemos la disposición de “libertad de vientre” de 1813 aplicada con todo su rigor hacia finales del siglo XIX.

…………………………………….

Fue muy difícil la vida de los últimos negros Angolas de Córdoba y muchas veces sus “libertarios” eran tan sólo oportunistas, quienes los esclavizaban (no en la documentación como sus ex amos) sino en el trabajo real explotativo. A quienes estos antiguos y obscuros ornatos de la vieja aristocracia colonial, terminaban por aborrecer con sabor a nostalgia pasada, “disgraciándose” en un crimen y escondiéndose en la barranca de Alta Córdoba ¡...Adonde nadie los buscaría...!

Acostumbrados tal cual ellos estaban a vestir de librea como conserjes, guardaespaldas, guardallaves, mayordomos, cocineras, amas de leche, “hermanos de leche”, mucamas, doncellas y acompañantes ... O en oficios muy preciados de herreros, carpinteros, plateros, decoradores de templos, calígrafos (pues Angola de donde ellos procedían tenía una buena civilización africana) ... Y terminaban por aborrecer a sus nuevos patrones,

Indocumentados desde su nacimiento al llegar como esclavos elegidos por sus oficios, para el servicio doméstico de las familias (pues los gauchos cubrían las necesidades del trabajo campero), eran voluntariosos y comilones. Tenían generalmente a su cargo la administración de las casas coloniales. Pero estaban también restringidos a ellas, a ese ambiente que los limitaba, como también que los protegía de la intemperie y de la inseguridad. Eran ellos aquí en Sudamérica y en especial en tierras argentinas, tan extranjeros como los mismos blancos y llegaron casi juntos. Pisaban igualmente que sus amos, como intrusos esta tierra de la Pachamama, cuyos dueños naturales eran los indios.

Sin embargo, bien se sabía, llevaban hacia el final de esta vida conjunta entre amos y esclavos, durante siglos desde su llegada, abundante sangre de sus familias propietarias. Un ADN lo hubiera demostrado. ¡Y esto último fue lo que más desconcertó a quienes venían tras ellos con ofertas libertarias! Pues era su propia familia la que perdían al separarse de ellas, como iba a perderse con el tiempo el paternalismo argentino …Y finalmente también, el rastro completo de ellos mismos… Los más afectuosos se quedaron para siempre, enfrentaron a las partidas policiales que llegaban en su busca y hasta se escondieron en la despensa (“¡Como negro escondido en la despensa!”... frase acuñada). Pero los díscolos y rebeldes terminaron en la barranca de Alta Córdoba.

La Bajada del Negrito Muerto fue sin duda, el último sitio donde se los viera deambular. Un rústico escenario que sirvióles de amparo y hogar. Su greda y sus soles cadenciaron sus pasos finales, en este mutis por el foro imprevisto, sin futuro y sin alma. Al concluir el siglo XIX que todo lo había transmutado, aún podían verse sus figuras declinantes sobre las crestas rojizas.

De esta manera la Bajada del Negrito Muerto fue para ellos, como un paréntesis —“una tregua”–– en este pasaje cortante que iba del siglo XIX al XX.

7 --- PAISAJE PÓSTUMO

Ya no eran esclavos del hombre blanco que los trajera desde Angola, sino de la greda barrancal, de las crecientes y de la pobreza. Se los había “emancipado” para no darles ni el lugar del gaucho, ni el del indio, ni el del mestizo. Fue la barranca su cobijo, la infertilidad de la greda su comida, el cielo su techo.

Los rancheríos esparcidos no tuvieron diseño ni distribución fija. Y mancomunadamente con los obreros indios arribados desde el norte argentino con el ferrocarril (tras una ilusión incumplida) fundieron en un solo crisol cual caldero mágico, todas sus angustias de abandono. De modo que reelaborando sentimientos de destierro y fracaso, sintieron la necesidad de invocar al prodigio salvador.

No existiendo rastro afro–ritual alguno durante el tiempo cuando vivieron con sus amos en las casonas coloniales cordobesas, o en los templos religiosos, su memoria colectiva pareciera haber reaparecido de improviso en la barranca roja. Vivencias mágicas o afloración de un pasado oculto. Sobrevivencia de su ancestral herencia angoleña, ante el infortunio del hombre que es abandonado por completo a una suerte incierta. Pues reaparecieron de improviso ante la vista atónita de los conciudadanos universitarios, todos esos misterios olvidados en el pasado de su África original.

Aquellos rituales vistos de reojo con desconfianza por los citadinos sobre la cresta de la Bajada (con desfiles de antorchas) brindarían un paisaje póstumo al panorama abierto de la gran faja barrancal de Alta Córdoba… Una connotación folklórica a esa inmensa bajada de antaño con su greda roja, hoy cubierta por edificios modernos.

La Bajada del Negrito Muerto que allí existía en otro tiempo, era romántica, conflictuada, tragicómica, mistérica y bella en su configuración estética. Dominaba todo el espectáculo visual del Río Suquía con sus esculturales formaciones de greda y sus desbordes de agua. ¡Y el espectáculo inmenso y abierto de la serranía cordobesa que en aquel entonces –hasta la década de 1940– se divisaba en su plenitud desde ella!

……………..……………
Alejandra Correas Vázquez
………………………….

_________________
ARS LONGA VITA BREVIS
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
AMANDO
Llámame Jefe



Registrado: 31 Oct 2008
Mensajes: 5021
Ubicación: Tarragona
Reputación: 1065.6Reputación: 1065.6Reputación: 1065.6Reputación: 1065.6Reputación: 1065.6
votos: 22


MensajePublicado: Sab Nov 21, 2009 7:53 am    Asunto: Responder citando

Buf..., muy bueno. Un relato dramático y conmovedor, bien narrado y documentado. He aprendido algo que no sabía y desconocía por completo.

Un saludo

_________________
http://bloguay.com/elsextosol/
http://bloguay.com/eltriangulovikingo/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Alejandra Correas Vázquez




Registrado: 14 Oct 2009
Mensajes: 81
Ubicación: Córdoba - Argentina
Reputación: 52.2


MensajePublicado: Mie Nov 25, 2009 12:00 am    Asunto: Responder citando

Amando

un gusto que lo leyeras... pues lo escribí con mucha emoción

gracias Alejandra

_________________
ARS LONGA VITA BREVIS
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Sinthesys




Registrado: 05 Ago 2009
Mensajes: 284

Reputación: 60.2
Sexo:Esta usuaria es una Mujer

MensajePublicado: Mie Nov 25, 2009 3:20 am    Asunto: Responder citando

Aplausos Aplausos Aplausos


Bravo Alejandra..! que estupendo relato.. tan vívido, inquietante y enternecedor.. me ha gustado muchísimo..

Un abrazo.

_________________
Finalmente algún día tendrá que dejar de llover..
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Cuenta cuentos




Registrado: 18 Feb 2010
Mensajes: 150

Reputación: 31.6Reputación: 31.6Reputación: 31.6


MensajePublicado: Mie Nov 25, 2009 10:23 pm    Asunto: Responder citando

Alejandra has construido un relato que además de informar sobre unos acontecimientos desconocidos para la mayoría de nosotros, has jugado con leyendas urbanas esas que pasan de padres a hijos y luego hs puesto de tu saquito particular una construcción perfecta de la historia.

Gracias por compartir un relato a la vez que crudo y realista, tiene su dosis de ternura.

Felicidades

_________________
¿Quien necesita balas? con un papel en blanco y una pluma en la mano, puedo defender cualquier gesta sin herir de muerte al contrario.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Alejandra Correas Vázquez




Registrado: 14 Oct 2009
Mensajes: 81
Ubicación: Córdoba - Argentina
Reputación: 52.2


MensajePublicado: Vie Nov 27, 2009 1:12 pm    Asunto: Responder citando

SINTHESYS

te agradezco la lectura y un placer te haya gustado


CUENTA CUENTOS

sí el tema es crudo pero me alegra que haya logrado algo de ternura, as leyendas urbanas nos acompañan

........................
Saludos a ambos

Alejandra

_________________
ARS LONGA VITA BREVIS
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Portal » Foros de discusión -> Publica aquí tu Relato -> Drama Todas las horas son GMT + 1 Hora
Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1


Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group

Crear un foro | foros de Literatura & Poesía | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps hosting especialidado en foros phpbb ssd en Desafiohosting.com